cashbox-1642989_1920-e1476891595719-1920x0-c-f

El descuento de pagarés: una herramienta de financiación para empresas

Durante la vida de una empresa, puede haber muchas ocasiones en las que una situación imprevista pueda causar un problema puntual de liquidez. Este tipo de problemas no generan graves tensiones en la contabilidad de la empresa salvo que sean de cierta magnitud, lo que puede empeorar la productividad y dar comienzo a un proceso de deterioro que se retroalimente y termine por llevar a la empresa a la quiebra. En estos casos, es necesario contar con un canal que genere la liquidez inmediata que requiere la empresa para solventar la situación imprevista y no perder capacidad productiva.

Pero también podemos encontrarnos el caso contrario, es decir, empresas sin ningún problema de liquidez puntual pero que necesitan una inyección extra para ampliar las líneas de negocio, expansión de mercados o aumentar las vías de distribución o cartera de clientes.

Sea como sea, conseguir liquidez es uno de los caballos de batalla diarios de pymes y autónomos. Existen numerosos métodos para conseguirla, no todos sirven para todas los casos ni son adecuados para todas las situaciones. No es lo mismo recurrir a una sociedad de capital riesgo que pedir un crédito en nuestra oficina bancaria habitual, optar a subvenciones autonómicas o estatales o comenzar una pequeña campaña de crowdfunding.

Además de los mencionados, existe otro instrumento que nos permite conseguir esta liquidez de la que hablamos de manera rápida y segura. Es una vía de la que se habla menos que de todas las anteriores pero que merece ser tenida en cuenta a la hora de abordar este problema: el descuento de pagarés.

¿Qué es un descuento de pagarés?

Un pagaré es un documento que promete incondicionalmente que una persona o empresa pagará a un segundo una cantidad de dinero x en un plazo de tiempo determinado. Un pagaré es, en cierto modo, una letra de cambio inversa, ya que el pagaré es emitido por el deudor, no por el acreedor.

Los pagarés son un método de pago común en las transacciones entre empresas, si bien puede darse el caso de que antes del final del tiempo establecido para el pago por parte de la suscriptora, el beneficiario necesite el dinero.

Los pagarés son un medio de pago relativamente común y frecuente entre las empresas. Pero, ¿qué ocurre si el acreedor necesita el dinero antes de que termine el plazo establecido para el pago por parte del deudor?

Es en este momento cuando la empresa acreedora recurre al descuento de pagarés, un método que le permitirá obtener liquidez mediante estos títulos de deuda firmados por un tercero.

La empresa acreedora, la que recibe el pagaré y necesita el dinero antes de tiempo, recurre, por lo general, a una empresa especialista en descuentos de pagarés. Esta empresa realizará un estudio de la deuda para después, si el resultado es positivo y la deuda cobrable, abonar el importe del pagaré a la empresa de forma anticipada, es decir, antes de que el deudor real deba abonarlo. Normalmente, este tipo de empresas se quedan con un porcentaje de la facturación, es decir, de la deuda abonada.

Ventajas del descuento de pagarés

Este modo de financiación se ha configurado como uno de los preferidos por autónomos y pymes para conseguir liquidez, veamos los beneficios:

  • El tomador del pagaré adelanta el cobro del mismo, por lo que consigue liquidez en un corto periodo de tiempo y cuando realmente la necesita, no necesita esperar al vencimiento del pagaré y el pago de la deuda por el deudor real.

  • Método rápido y sencillo.

  • Evita los impagados: será la entidad financiera la que asuma una hipotética incidencia de cobro.

  • Este método no aumenta el riesgo bancario de la empresa ni la deuda recogida en la contabilidad.

  • Es un método que únicamente se aplica a operaciones individuales por lo que la empresa siempre tiene un control total, lo usará cuando lo necesite y no interferirá en otros procesos u operaciones de crédito.

Por supuesto, antes de abonar el pagaré, la empresa especializada hará un estudio de la compañía y comprobará si goza de una situación financiera equilibrada, de manera que evitará cualquier tipo de problema futuro en el recobro de esa deuda abonada por adelantado.

Deja un comentario

*

Si no tiene déjelo en blanco.