Paying The Bills

La factura rectificativa

En el artículo 15 del Reglamento de Facturación (RD 1619/2012) se recogen los casos en que debe expedirse obligatoriamente una factura rectificativa y el contenido que debe tener la misma.
Con la lectura del artículo se puede observar que la práctica habitual de expedir abonos siguiendo la numeración de la facturación normal no siempre es válida. Así, teniendo en cuenta que el primer párrafo del artículo deja claro que, en los supuestos citados, la expedición de una factura rectificativa es obligatoria y que las mismas deben tener una serie específica (artículo 6.1.a).2º del RD 1619/2012), la expedición de abonos queda reducida a los casos de devolución de mercancías y envases y embalajes siempre que se realice con ocasión de un suministro posterior, de las mismas mercancías u otras, y el tipo de IVA aplicado sea el mismo. Así, no sería válido expedir los conocidos abonos siguiendo la numeración de la facturación normal, entre otros casos, cuando se realicen descuentos por pronto pago, rappels, cuando se altere el precio por defectos de calidad, o cuando se produzca una devolución de mercancía y no hay una entrega posterior de productos al mismo destinatario.

CONTENIDO DE LAS FACTURAS RECTIFICATIVAS.

Las facturas rectificativas, además de cumplir con el resto de los requisitos exigidos a toda factura en los artículos 6 y 7, tienen las siguientes especialidades:
•Deben tener una serie específica. Artículo 6.1.a).2º del RD 1619/2012.
•Debe describirse de forma completa el motivo por el que rectifica la factura original (como requisito exigido a toda factura en el artículo 6.1.f) del RD 1619/2012).
•Deben constar los datos identificativos de las facturas rectificadas (número y fecha).
•La descripción, tipo y cuota expresarán la rectificación efectuada. La descripción y la cuota pueden consignarse, bien indicando directamente el importe de la rectificación, con independencia de su signo, bien tal y como queden tras la rectificación efectuada, señalando igualmente en este caso el importe de dicha rectificación.
La opción de consignar la descripción y cuota tal como queden tras la rectificación efectuada no suele utilizarse habitualmente puesto que, si no se percibe que es una factura rectificativa, puede confundir tanto al receptor como al emisor a la hora de contabilizarla. Así, en el caso de que se realice una venta de 10 euros y se otorgue un descuento posterior de 2 euros, lo habitual es expedir la factura rectificativa por – 2 euros. Si se utiliza la otra opción, expedirla por 8 euros señalando el descuento, puede dar lugar a que en lugar de contabilizar el descuento se contabilice una nueva compra o venta.
•No es necesario que se mencione expresamente que es una factura rectificativa (con la anterior normativa era necesario).

CASOS EN QUE DEBE EXPEDIRSE OBLIGATORIAMENTE UNA FACTURA RECTIFICATIVA.

Debe expedirse obligatoriamente factura rectificativa, en los siguientes casos:
•Cuando la factura original no cumpla alguno de los requisitos que se establecen en los artículos 6 o 7 del Reglamento de Facturación (RD 1619/2012).
Por ejemplo, cuando en la factura original no se ha incluido una descripción suficiente de los productos vendidos ni los precios unitarios de los mismos (dato necesario para poder deducir el IVA por el adquirente).
•Cuando las cuotas impositivas repercutidas se hubiesen determinado incorrectamente.
Por ejemplo, cuando se factura al tipo del 21% cuando procedía el tipo del 10%, o cuando por error aritmético se repercute más o menos de lo que procede (base imponible = 100 euros, tipo 21% y en lugar de repercutir 21 euros se repercuten 18 euros). También en los casos en que el recargo de equivalencia se repercute incorrectamente o no se repercute cuando procede, o cuando se repercute IVA cuando en la operación procede la inversión del sujeto pasivo o viceversa.
•Cuando se hubieran producido las circunstancias que, según lo dispuesto en el artículo 80 de la Ley 37/1992 del IVA, dan lugar a la modificación de la base imponible.
Los casos que pueden dar lugar a una modificación de la base imponible del IVA son:
◦Devolución de los envases y embalajes susceptibles de reutilización.
En este caso no será necesario expedir una factura rectificativa cuando la devolución se realice con ocasión de un posterior suministro que tenga el mismo destinatario y el tipo impositivo aplicable a todas las operaciones sea el mismo.
◦Descuentos y bonificaciones otorgados con posterioridad al momento en que la operación se haya realizado siempre que sean debidamente justificados.
Por ejemplo, rappels, descuentos por pronto pago, etc.
◦Cuando por resolución firme, judicial o administrativa o con arreglo a Derecho o a los usos de comercio queden sin efecto total o parcialmente las operaciones gravadas o se altere el precio después del momento en que la operación se haya efectuado. Artículo 80.Dos de la Ley del IVA.
Por ejemplo, devoluciones de compras, minoración del precio por defectos de calidad, etc.
En el caso de devolución de mercancías, no será necesario expedir una factura rectificativa cuando la devolución se realice con ocasión de un posterior suministro, de las mismas mercancías u otras, que tenga el mismo destinatario y el tipo impositivo aplicable a todas las operaciones sea el mismo.
◦Cuando el destinatario de las operaciones no haya hecho efectivo el pago de las cuotas repercutidas y siempre que, con posterioridad al devengo de la operación, se dicte auto de declaración de concurso. Artículo 80.Tres de la Ley 37/1992 del IVA.
Para poder realizar esta modificación existen unos plazos y requisitos determinados que deben cumplirse, no siendo necesario que el impago sea total.
◦Cuando los créditos correspondientes a las cuotas repercutidas por las operaciones gravadas sean total o parcialmente incobrables. Artículo 80.Cuatro de la Ley 37/1992 del IVA.
Para poder realizar esta modificación existen unos plazos y requisitos determinados que deben cumplirse, no siendo necesario que el impago sea total.

PREGUNTAS SOBRE FACTURAS RECTIFICATIVAS.
¿En qué casos es obligatorio expedir una factura rectificativa?
Deberá expedirse obligatoriamente factura rectificativa, en los siguientes casos:
1. Cuando la factura original no cumpla alguno de los requisitos que se establecen en los artículos 6 o 7 del Reglamento de Facturación (RD 1619/2012).
Por ejemplo, cuando en la factura original no se ha incluido una descripción suficiente de los productos vendidos ni los precios unitarios de los mismos (dato necesario para poder deducir el IVA por el adquirente).

2. Cuando las cuotas impositivas repercutidas se hubiesen determinado incorrectamente.
Por ejemplo, cuando se factura al tipo del 21% cuando procedía el tipo del 10%, o cuando por error aritmético se repercute más o menos de lo que procede (base imponible = 100 euros, tipo 21% y en lugar de repercutir 21 euros se repercuten 18 euros). También en los casos en que el recargo de equivalencia se repercute incorrectamente o no se repercute cuando procede, o cuando se repercute IVA cuando en la operación procede la inversión del sujeto pasivo o viceversa.

3. Cuando se hubieran producido las circunstancias que, según lo dispuesto en el artículo 80 de la Ley del IVA, dan lugar a la modificación de la base imponible.

Los casos que pueden dar lugar a una modificación de la base imponible del IVA son:
• Devolución de los envases y embalajes susceptibles de reutilización.
No sería necesario expedir una factura rectificativa cuando la devolución se realice con ocasión de un posterior suministro, de las mismas mercancías u otras, que tenga el mismo destinatario y el tipo impositivo aplicable a todas las operaciones sea el mismo.
•Descuentos y bonificaciones otorgados con posterioridad al momento en que la operación se haya realizado siempre que sean debidamente justificados.Por ejemplo, rappels, descuentos por pronto pago, etc.
• Cuando por resolución firme, judicial o administrativa o con arreglo a Derecho o a los usos de comercio queden sin efecto total o parcialmente las operaciones gravadas o se altere el precio después del momento en que la operación se haya efectuado. Artículo 80.Dos Ley del IVA.
Por ejemplo, devoluciones de compras, minoración del precio por defectos de calidad, etc.En el caso de devolución de mercancías no será necesario expedir una factura rectificativa cuando la devolución se realice con ocasión de un posterior suministro que tenga el mismo destinatario y el tipo impositivo aplicable a todas las operaciones sea el mismo.
•Cuando el destinatario de las operaciones no haya hecho efectivo el pago de las cuotas repercutidas y siempre que, con posterioridad al devengo de la operación, se dicte auto de declaración de concurso. Artículo 80.Tres Ley del IVA.
Para poder realizar esta modificación existen unos plazos y requisitos determinados que deben cumplirse, no siendo necesario que el impago sea total.
• Cuando los créditos correspondientes a las cuotas repercutidas por las operaciones gravadas sean total o parcialmente incobrables. Artículo 80.Cuatro Ley del IVA.
Para poder realizar esta modificación existen unos plazos y requisitos determinados que deben cumplirse, no siendo necesario que el impago sea total.

2.¿Qué requisitos debe cumplir una factura rectificativa completa?

Además de los requisitos que se exigen a cualquier factura completa en el artículo 6 del Reglamento de Facturación (RD 1619/2012), la factura rectificativa debe contener:
•Una serie específica. Artículo 6.1.a).2º del RD 1619/2012.
•Una descripción completa del motivo por el que rectifica la factura original (como requisito exigido a toda factura en el artículo 6.1.f) del RD 1619/2012).
•Deben constar los datos identificativos de las facturas rectificadas (al menos número y fecha), y
•La descripción, tipo y cuota se incluirán expresando la rectificación efectuada. La descripción y la cuota pueden consignarse, bien indicando directamente el importe de la rectificación, con independencia de su signo, bien tal y como quedan tras la rectificación efectuada, señalando igualmente en este caso el importe de dicha rectificación.
La opción de consignar la descripción y cuota tal como queden tras la rectificación efectuada no suele utilizarse habitualmente puesto que, si no se percibe que es una factura rectificativa, puede confundir tanto al receptor como al emisor a la hora de contabilizarla. Así, en el caso de que se realice una venta de 10 euros y se otorgue un descuento posterior de 2 euros, lo habitual es expedir la factura rectificativa por – 2 euros. Si se utiliza la otra opción, expedirla por 8 euros señalando el descuento, puede dar lugar a que en lugar de contabilizar el descuento se contabilice una nueva compra o venta.

3.Entre los requisitos de una factura rectificativa, ¿es necesario se incluya expresamente la mención “FACTURA RECTIFICATIVA”?

No. Entre los requisitos que debe contener una factura rectificativa no se encuentra la mención “FACTURA RECTIFICATIVA”, al no incluirse esta entre el contenido obligatorio establecido en el artículo 6 del Reglamento de Facturación (RD 1619/2012), ni entre las especialidades recogidas en el artículo 15, sin perjuicio de poder incluirse.
Con la anterior normativa, era necesario.

4.¿En qué momento deben expedirse las facturas rectificativas? ¿Existe un plazo máximo para su expedición?

La expedición de las facturas rectificativas deberá efectuarse tan pronto como el obligado a expedirla tenga constancia, bien de que la factura original no cumplía con alguno de los requisitos establecidos en el artículo 6 o 7 Reglamento de Facturación (RD 1619/2012), o bien de que se determinaron incorrectamente las cuotas impositivas repercutidas, o de las circunstancias que dan lugar a la modificación de base imponible del IVA (descuentos por pronto pago, rappels, resolución de operaciones, impagos por concurso, otros impagos, alteración de precios, etc.).
El plazo máximo para expedirlas, en el caso de falta de algún requisito o determinación incorrecta de las cuotas de IVA, es de cuatro años contados a partir del momento en que se devengó el IVA de la operación. En los supuestos en que la expedición proceda por modificación de la base imponible, el plazo de cuatro años empieza a contar a partir del momento en que se produzcan las circunstancias que den lugar a la citada modificación (por ejemplo, en el caso de un descuento por pronto pago, el plazo máximo empieza a contar desde el momento de la concesión).
El hecho de que haya un plazo máximo para su expedición no significa que el expedidor pueda elegir cuando facturar dentro de los cuatro años, sino que si pasan los cuatro años, estaría expedida incorrectamente. Por ejemplo, en el caso de que se conceda un rappel y se devuelva el dinero al cliente pero no se expida la factura rectificativa, si pasan más de cuatro años desde la concesión del rappel, la factura rectificativa estaría expedida incorrectamente y, por tanto, no podría recuperarse el IVA que se devolvió al cliente.
Artículo 15.3 del Reglamento de Facturación (RD 1619/2012).

5.¿En qué momento deben expedirse las facturas rectificativas? ¿Existe un plazo máximo para su expedición?

La expedición de las facturas rectificativas deberá efectuarse tan pronto como el obligado a expedirla tenga constancia, bien de que la factura original no cumplía con alguno de los requisitos establecidos en el artículo 6 o 7 Reglamento de Facturación (RD 1619/2012), o bien de que se determinaron incorrectamente las cuotas impositivas repercutidas, o de las circunstancias que dan lugar a la modificación de base imponible del IVA (descuentos por pronto pago, rappels, resolución de operaciones, impagos por concurso, otros impagos, alteración de precios, etc.).El plazo máximo para expedirlas, en el caso de falta de algún requisito o determinación incorrecta de las cuotas de IVA, es de cuatro años contados a partir del momento en que se devengó el IVA de la operación. En los supuestos en que la expedición proceda por modificación de la base imponible, el plazo de cuatro años empieza a contar a partir del momento en que se produzcan las circunstancias que den lugar a la citada modificación (por ejemplo, en el caso de un descuento por pronto pago, el plazo máximo empieza a contar desde el momento de la concesión).
El hecho de que haya un plazo máximo para su expedición no significa que el expedidor pueda elegir cuando facturar dentro de los cuatro años, sino que si pasan los cuatro años, estaría expedida incorrectamente. Por ejemplo, en el caso de que se conceda un rappel y se devuelva el dinero al cliente pero no se expida la factura rectificativa, si pasan más de cuatro años desde la concesión del rappel, la factura rectificativa estaría expedida incorrectamente y, por tanto, no podría recuperarse el IVA que se devolvió al cliente.
Artículo 15.3 del Reglamento de Facturación (RD 1619/2012)

6.Me han expedido una factura en la que no han incluido mis datos como destinatario de la operación, ¿podría deducir el IVA de la misma? En caso negativo, ¿cómo podría recuperar el IVA de la operación?

Con la factura expedida no podría deducirse el IVA puesto que, como exige el artículo 97.Uno de la Ley del IVA, no se ha expedido cumpliendo con los requisitos recogidos en el artículo 6 del Reglamento de Facturación (RD 1619/2012) al no incluirse el nombre y apellidos o denominación social completa del destinatario.
No cumpliendo la factura original con los requisitos del artículo 6, debe expedirse una factura rectificativa corrigiendo el error. Artículo 15.1 del Reglamento de Facturación (RD 1619/2012).
El IVA de la operación podría deducirse con la factura rectificativa en el período impositivo en el que el empresario o profesional la reciba o en los siguientes, siempre que no hayan transcurrido cuatro años desde el devengo de la operación. Artículo 97.Dos Ley 37/1992 del IVA.

7.Por error he expedido una factura a un cliente cuando el destinatario correcto de la factura era otro cliente, ¿cómo corrijo el error?

En el caso de que se haya expedido una factura a nombre de un destinatario realmente existente, pero diferente de aquél para el que se realizó la operación, para corregir el error deberá expedirse una factura rectificativa en la que constando el mismo destinatario se consignen con signo negativo las magnitudes de la misma. Artículo 15 del Reglamento de Facturación (RD 1619/2012).
Además de lo anterior, deberá expedirse para el destinatario real de las operaciones una factura ajustada a los datos y requisitos contenidos en el artículo 6 del Reglamento de Facturación (RD 1619/2012), factura que no tendrá la consideración de factura rectificativa.
Consulta DGT V1168-06.

8.Por un error aritmético he repercutido a mi cliente 100 € de IVA más de lo que correspondía, ¿puedo recoger en mi siguiente factura de venta al cliente la cantidad con signo negativo y disminuir el importe total de la factura?

No. Habiéndose determinado incorrectamente la cuota repercutida, obligatoriamente procede expedir una factura rectificativa para corregir el error. La factura rectificativa debe tener una serie específica.
Artículo 15.2 del Reglamento de Facturación (RD 1619/2012).

9.He realizado una ejecución de obra repercutiendo incorrectamente el IVA al 10% cuando procedía la inversión del sujeto pasivo por aplicación de lo establecido en el artículo 84 de la Ley 37/1992 del IVA, ¿cómo debo corregir el error en la factura?

Para corregir el error debe expedirse una factura rectificativa describiendo el fallo cometido y mencionando expresamente que procede la inversión del sujeto pasivo. Artículo 15.2 del Reglamento de Facturación (RD 1619/2012).
En cuanto al IVA, podrá regularizar la situación tributaria en la declaración-liquidación correspondiente al periodo en que deba efectuarse la rectificación o en las posteriores hasta el plazo de un año a contar desde el momento en que debió efectuarse la mencionada rectificación. En este caso, el sujeto pasivo estará obligado a reintegrar al destinatario de la operación el importe de las cuotas repercutidas en exceso. Artículo 89.Cinco de la Ley 37/1992 del IVA.
El destinatario, si dedujo el IVA, deberá presentar una declaración-liquidación rectificativa aplicándose a la misma el recargo y los intereses de demora que procedan de conformidad con lo previsto en los artículo 26 y 27 de la Ley 58/2003 General Tributaria, salvo que el fallo cometido pueda considerarse como un error fundado de derecho, en cuyo caso, deberá efectuarse en la declaración-liquidación correspondiente al periodo impositivo en que el sujeto pasivo reciba el documento justificativo del derecho a deducir en el que se rectifiquen las cuotas inicialmente soportadas. Artículo 114.2.2º de la Ley 37/1992 del IVA.
La resolución del TEAC de 25-6-08 recoge que “el error de derecho supone la aplicación incorrecta de una norma jurídica y, por tanto, su infracción, causada por un razonamiento erróneo de quien aplica la norma, de forma tal que la actuación que lleva a cabo no se ajusta al ordenamiento”. Además, el mismo “debe ser aplicado restrictivamente dada la alteración fundamental del sentido del acto o actuación que supone su rectificación, examinando caso por caso, y eludiendo así toda idea de generalización, debe ser esencial, en cuanto recaiga sobre la esencia o sustancia del acto o de la actuación realizada, y excusable de forma tal que no haya podido evitarse con una normal, ordinaria o regular diligencia”.

10.Si concedo un descuento a un cliente en el momento de realizar la operación, ¿tengo que expedir una factura rectificativa por el mismo? ¿Y si el descuento lo realizo una vez realizada la venta?

Si el descuento se concede previa o simultáneamente al momento en que la operación se realiza, no se incluye en la base imponible del IVA, por lo que basta con recogerlo en la factura que documente la operación, sin necesidad de rectificarla.
En el caso de que el descuento se conceda con posterioridad al momento en que la operación se haya realizado, procedería modificar la base imponible del IVA y expedir una factura rectificativa que recoja la modificación.
Ejemplos:
a) Venta de material de construcción por 1.000 euros y descuento de 100 euros que se realiza en el momento de la entrega porque el cliente paga al contado.
Debe expedirse una única factura en la que se recoja la venta de 1.000 y el descuento de 100 euros, siendo la base imponible de la factura 900 euros y repercutiendo el IVA sobre los 900 euros.
b) Venta de material de construcción por 1.000 euros el día 20 de febrero, a pagar en 90 días. El día 20 de marzo el cliente paga la factura y se le descuentan 100 euros por pronto pago.
Debe expedirse una factura por la venta, con una base imponible de 1.000 euros y, con ocasión del descuento, tiene que expedirse una factura rectificativa por -100 euros que modifique la base imponible inicial.
Artículo 15 del Reglamento de Facturación (RD 1619/2012).
Artículos 78 y 80 de la Ley 37/1992 del IVA.

11.He realizado una venta al cliente X por la que he expedido la factura número 50. La siguiente operación ha sido una devolución de mercancías que ha realizado el cliente Z. Por la devolución de mercancías, ¿puedo expedir la factura de abono número 51 con signo negativo?

Solo podrá expedirse cuando la devolución de mercancías se realice con ocasión de un suministro posterior, de las mismas mercancías u otras, que tenga el mismo destinatario (Z) y el tipo impositivo de IVA aplicable, tanto a los productos devueltos como a los nuevos adquiridos, sea el mismo. Es válida una factura con resultado negativo, en el caso de que el valor de los productos devueltos sea superior al de los adquiridos.
En el caso de que la devolución no se realice con ocasión de un suministro de mercancías posterior, no sería válido documentar la devolución con la factura de abono número 51 y tendría que expedirse una factura rectificativa, con serie específica y número de factura correlativo dentro de su serie.
Párrafo 2º del artículo 15.2, del Reglamento de Facturación (RD 1619/2012).

12.Las devoluciones de envases y embalajes, ¿puedo facturarlos con una factura de abono siguiendo la numeración del resto de facturas o tengo que documentarlos de forma separada?

Cuando la devolución de envases y embalajes se realice con ocasión de un suministro posterior que tenga el mismo destinatario y el tipo impositivo de IVA aplicable, tanto a los envases y embalajes devueltos como a los nuevos productos adquiridos, sea el mismo, podrá expedirse la factura de abono citada. Es válida una factura con resultado negativo, en el caso de que el valor de los envases y embalajes devueltos sea superior al de los productos adquiridos.

En el caso de que la devolución de envases y embalajes no se realice con ocasión de un suministro de mercancías posterior, no sería válido documentar la devolución con una factura de abono y tendría que expedirse una factura rectificativa, con serie específica y número de factura correlativo dentro de su serie.
Párrafo 2º del artículo 15.2, del Reglamento de Facturación (RD 1619/2012).

13.Un cliente ha devuelto tres ordenadores marca AAA que ya fueron facturados y ha adquirido un ordenador marca BBB. El precio de los tres ordenadores devueltos es de 1.200 euros y el del que adquiere 700 euros, ¿puede documentarse con una factura de abono la devolución?

Tratándose de una devolución de mercancías que se realiza con ocasión de un suministro posterior, con independencia de que las mercancías no sean las mismas, siendo el mismo cliente y aplicándose el mismo tipo impositivo a los productos devueltos y al adquirido, no sería necesario expedir una factura rectificativa. En este caso, puede expedirse una única factura (abono), con una base imponible de -500 euros, que recoja la compra del ordenador y la devolución de los tres ordenadores. La factura seguiría con la numeración del resto de facturas.
Otra opción, considerando que el documentar la devolución y la compra en una única factura no es obligatorio, sino que es una posibilidad que ofrece el Párrafo 2º del artículo 15.2 del Reglamento de Facturación (RD 1619/2012), sería documentar la venta en una factura y la devolución en una factura rectificativa, teniendo esta última una serie específica y siguiendo la numeración correlativa dentro de su serie.
Artículo 15.2 del Reglamento de Facturación (RD 1619/2012).

14.En el caso de que un cliente devuelva mercancías o envases y embalajes y adquiera nuevos productos a los que resulte aplicable el mismo tipo impositivo, ¿puedo hacer dos facturas, una por la devolución y otra por la nueva compra, o tengo que documentar la operación en una única factura restando los productos devueltos de los adquiridos?

El párrafo 2º, del apartado 2 del artículo 15 del Reglamento de Facturación (RD 1619/2012) permite optar entre que se recoja en una sola factura (abono) la venta y la devolución, o que la venta se documente en una factura y que la devolución se recoja en otra factura, eso si, esta última obligatoriamente debe ser una factura rectificativa. La factura rectificativa tendrá una serie específica y un número correlativo dentro de la serie.

15.He concedido un rappel del 5% a un cliente por el volumen de las compras que ha realizado en el primer semestre año, ¿puedo incluir el rappel en la próxima factura de venta como menor importe de la misma?

No. La concesión del rappel da lugar a la modificación de la base imponible del IVA al otorgarse con posterioridad al momento de realizarse las operaciones principales, siendo obligatoria la expedición de una factura rectificativa. La factura rectificativa tendrá una serie específica y un número correlativo dentro de la serie.
Como especialidad, en la factura rectificativa que se expida por el rappel no es necesario que se identifiquen todas las facturas rectificadas, bastando la determinación del periodo al que se refiere el mismo (sería suficiente con incluir la mención “Rappel 5% por las compras de enero a junio de 201?).
Artículo 15, apartados 2 y 4, del Reglamento de Facturación (RD 1619/2012).

16.En el caso de impagos de facturas por clientes, ¿podría recuperarse el IVA que se declaró por las mismas?

Sí, aunque condicionado al cumplimiento de determinados requisitos temporales y formales. En caso de impago por parte del deudor, el cual no tiene porque ser total, los apartados Tres y Cuatro del artículo 80 de la Ley del IVA permiten reducir la base imponible del IVA y, por tanto, disminuir la cuota que en su día se repercutió. El artículo 80.Tres se refiere a casos en que exista un auto de declaración de concurso del deudor, y el artículo 80.Cuatro a otros créditos que se consideren total o parcialmente incobrable por cumplir determinadas condiciones (entre otras, y a salvo determinadas especialidades, que hayan transcurrido seis meses o un año desde el devengo de la operación, o que se haya instado el cobro mediante reclamación judicial al deudor o por medio de requerimiento notarial).
En ambos supuestos, como uno de los requisitos imprescindibles para poder rectificar la repercusión que se realizó, debe expedirse una factura rectificativa.

17.Un cliente no me ha pagado las dos últimas facturas y ha sido declarado en concurso de acreedores ¿qué debo hacer para recuperar el IVA que he declarado y no he cobrado?

Dictándose el auto de declaración de concurso con posterioridad al devengo de las operaciones y no habiendo cobrado las cuotas repercutidas del IVA, el artículo 80.Tres de la Ley del IVA, permite reducir la base imponible del impuesto.
Para poder disminuir las cuotas repercutidas es necesario:

1º. Expedir y remitir al destinatario de las operaciones una factura rectificativa en la que se rectifique o, en su caso, se anule la cuota repercutida. Asimismo, deberá expedirse y remitirse una copia de dicha factura a la administración concursal. La remisión de las facturas rectificativas debe acreditarse. Artículo 24.1 del Reglamento del IVA (RD 1624/1992).
El plazo para expedir la factura rectificativa se inicia cuando se dicta el auto de declaración del concurso y finaliza tres meses después de la publicación en el BOE del mismo.
2º. Comunicar por vía electrónica a la Administración Tributaria, en el plazo de un mes contado desde la fecha de expedición de la factura rectificativa, la modificación de la base imponible practicada.
En la comunicación se hará constar que dicha modificación no se refiere a créditos garantizados, afianzados o asegurados, a créditos entre personas o entidades vinculadas, ni a operaciones cuyo destinatario no está establecido en el territorio de aplicación del Impuesto ni en Canarias, Ceuta o Melilla, en los términos previstos en el artículo 80 de la Ley del Impuesto.
A esta comunicación deberá acompañarse la copia de las facturas rectificativas, en las que se consignarán las fechas de expedición de las correspondientes facturas rectificadas.

La comunicación se realiza a través de la web de la Agencia Tributaria (Modelo 952). En primer lugar se crea el fichero con la documentación que se aportará (p. ej., facturas rectificativas escaneadas) y se aporta a través de la opción “Aportar documentación complementaria”. Luego se cumplimenta el modelo 952.

3º. Las operaciones cuya base imponible se pretenda rectificar deberán haber sido facturadas y anotadas en el libro registro de facturas expedidas por el acreedor en tiempo y forma.

18.En el caso de impagos, a los efectos de dejar claro que al deudor solo se le rectifica el IVA y que la deuda sigue existiendo, en la factura rectificativa, en lugar de modificar la base imponible y dejarla en negativo, ¿puede dejarse la base imponible original y consignar la cuota de IVA a cero?

Sí. La Consulta de la DGT V0338-14, a los efectos de que en la factura rectificativa por el impago quede claro que la deuda subsiste, recoge que “parece lo más adecuado que se expida una factura en la que se mantenga el dato relativo a la base imponible en los términos en que se procedió a la expedición del documento original, consignando corregido el dato de cuota tributaria que se deja de repercutir al cliente, precisamente, como consecuencia de la modificación de la base imponible, dejando claro que dicho dato se hace igual a cero”.

4 responses

Hola !
Una consulta si trabajan con autónomos.
Para el modelo 303 para el año 2018 he leido que hay nuevas cosas a tener en cuenta. Y mi duda es sobre las rectificaciones de importe positivo. Por ejemplo tengo mi factura original de venta de 2 productos a 5€=10€ pero el precio verdadero son 15€.
Aqui me entran las dudas:
a) puedo hacer una factura rectificativa de la diferencia es decir 2 productos a 5€.
b) una factura rectificativa con el importe correcto 2 productos a 15€=30€.
Lo que no entiendo es que en la cuenta del cliente y la del IVA tendré tanto los importes de 5€ de la factura original y si veo el caso b) de los 30€ de la factura rectificada. Sumando la cuenta al cliente por 35€ en vez de 30€ (igual en la cuenta de IVA).
¿en la práctica cómo he de solucionarlo? (se quita de la contabilidad la factura original ?)
Para el modelo 303 entiendo que ahora en 2018 las facturas modificadas (rectificadas) se ponen en la casilla 14 y 15. Se haría la resta de las facturas rectificadas negativas – las positivas y se pondría el importe esos importes en estas casillas. Al igual como en las facuras ordinarias de la casilla 1 a la 9?
Les agradezco mucho su ayuda. Un saludo ewa

Estimada Eva, gracias por leer nuestro blog.

Efectivamente tienes esas dos opciones para emitir la factura rectificativa, la opción a) Realizar la factura rectificativa indicando el importe de rectificación o la opción b) realizar la factura rectificativa con todos los conceptos de la factura original, tal y como queda tras la rectificación. Recuerda que la factura rectificativa debe llevar un número de serie distinto a las normales, y debes indicar a que factura rectifica y el porqué.

Nosotros nos inclinamos más por la primera opción para que la contabilidad recoja la realidad de la operación y no realizar ajustes extracontables para que no ocurra lo que indicas si optas por la opción b).

Con respecto a cómo plasmarlo en el modelo 303, esto no es una novedad para 2018 ya venía haciéndose desde 2014.

Efectivamente en tu caso deberás indicar en la casilla 14 (modificación de bases) : Base de la rectificación , en la casilla 15 (modificación de cuotas): la cuota no repercutida originalmente. Sumándose en esas casillas tantos las rectificaciones positivas como negativas.

Buenos días,
Qué facturas recifictivas tengo que hacer cuando he facturado un IVA que no corresponde (chatarra) y además es del año anterior al ejercicio actual.
Gracias

Hola Inma, gracias por leer nuestro blog.

Entendemos que en su caso se repercutió un IVA que no corresponde, la normativa nos da dos opciones:

Cuando la rectificación determine una minoración de las cuotas inicialmente repercutidas, el sujeto pasivo podrá optar por cualquiera de las dos alternativas siguientes:
a) Iniciar ante la Administración Tributaria el procedimiento de rectificación de autoliquidaciones previsto en el artículo 120.3 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, y en su normativa de desarrollo.

b) Regularizar la situación tributaria en la declaración-liquidación correspondiente al periodo en que deba efectuarse la rectificación o en las posteriores hasta el plazo de un año a contar desde el momento en que debió efectuarse la mencionada rectificación. En este caso, el sujeto pasivo estará obligado a reintegrar al destinatario de la operación el importe de las cuotas repercutidas en exceso.

En cuanto al momento de emitir la factura rectificativa el artículo 89 de la ley del IVA indica “La rectificación deberá efectuarse en el momento en que se adviertan las causas de la incorrecta determinación de las cuotas o se produzcan las demás circunstancias a que se refiere el párrafo anterior, siempre que no hubiesen transcurrido cuatro años a partir del momento en que se devengó el Impuesto correspondiente a la operación o, en su caso, se produjeron las circunstancias a que se refiere el citado artículo 80.”

Deja un comentario

*

Si no tiene déjelo en blanco.